La Comisión Europea compra 200 robots de desinfección UV por valor de 12 millones para su despliegue en los hospitales europeos

  • Blog
  • Visto: 435

La Comisión Europea, para hacer frente a la propagación del coronavirus y proporcionar a los estados miembros el equipo necesario para ello, inicio la compra de 200 robots de desinfección UV que se entregarán a los hospitales de toda europa en las próximas semanas. 

 

En total, el Instrumento de Apoyo a la Emergencia dispone de un presupuesto específico para este proyecto de hasta 12 millones de euros. Los hospitales de la mayoría de los Estados Miembros expresaron la necesidad y el interés de recibir estos robots, que pueden desinfectar habitaciones de pacientes estándar, utilizando luz ultravioleta, en tan sólo 15 minutos, y así ayudar a prevenir y reducir la propagación del virus. El proceso está controlado por un operador, que se ubicará fuera del espacio a desinfectar, a fin de evitar cualquier exposición a la luz ultravioleta. La Vicepresidenta Ejecutiva Margrethe Vestager declaró:

“Las tecnologías en desarrollo pueden establecer fuerzas de cambio y vemos un buen ejemplo de esto en los robots de desinfección. Me alegro de esta acción para ayudar a nuestros hospitales en Europa a reducir el riesgo de infección, un paso importante para contener la propagación del coronavirus”.

Por su parte el Comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, añadió: “Europa se ha mantenido resistente y solidaria durante la crisis actual. Desde repatriar a los ciudadanos de la UE varados en el extranjero hasta aumentar la producción de máscaras y asegurar que el equipo médico llegue a quienes lo necesitan dentro del mercado único, estamos actuando para proteger a nuestros ciudadanos. Ahora estamos desplegando robots de desinfección en los hospitales para que nuestros ciudadanos puedan beneficiarse de esta tecnología que puede salvar vidas”.

El Instrumento de Apoyo de Emergencia, es el brazo financiero de la hoja de ruta europea conjunta para llevar a cabo las medidas de contención del coronavirus, ayudando a mitigar las consecuencias inmediatas de la pandemia y a anticipar las necesidades relacionadas con la salida y la recuperación. Este instrumento se basa en el principio de la solidaridad y mancomuna esfuerzos y recursos para atender rápidamente a las necesidades estratégicas comunes.